*Audio 1º Mov.

Cuarteto de cuerdas nº 12 en Fa Mayor Op. 96

 

entro de las composiciones que reflejan la estadía de Antonín Dvořák en la ciudad de Spillville, Estados Unidos. Podemos encontrar al Cuarteto N12 en Fa Mayor Op 96, llamado “Cuarteto Americano” (1893). La instrumentación de este cuarteto nos acerca a la maestría de los grandes, Dvořák se mantiene alejado de la construcción programática y el excesivo desarrollo. El cuarteto lo expone de una manera muy clásica, elegante y simétrica, su aspecto melódico se conserva personal y con gran facilidad de exposición.

 

Sus movimientos son:

 

Allegro non troppo: Sobre la base de unos trémolos de todos los instrumentos, la viola apunta el tema principal que luego pasa al primer violín con acompañamiento de pizzicati del violonchelo. Este primer tema concretamente es el que muestra una mayor afinidad con la “Sinfonía Negra”. El segundo tema lo presenta el primer violín y muestra un carácter más sosegado. El desarrollo es breve y va siendo marcado en su transcurso por todos los distintos instrumentos. Merece ser destacado aquí un hermoso canon que van impulsando los violines. Este movimiento se caracteriza por ser bastante breve.

Lento: Una serenata del primer violín que se construye sobre la base de una idea del primer tiempo halla su respuesta en el violonchelo. La melodía sigue su exposición en un intenso lirismo. Al violín solista se suma el violín segundo, a intervalo de tercera. La viola persiste en un dibujo obstinado que realza la melodía. Se eleva la tensión que desciende graciosamente para volver modulando al tema inicial que conduce ahora al violonchelo acompañado por el resto de la cuerda.

 

Molto vivace: En forma de scherzo, es el movimiento, que a través de un tema muy vivo, vuelve a los ritmos eslavos. Es digno de admiración, en un segundo episodio, el magnífico juego de los dos violines que más tarde pasa a la viola y al violonchelo. Sigue una reexposición del motivo inicial ahora en un ritmo más sereno. Desarrollado el tema en octavas se inicia un pasaje en el que se busca el contraste de acordes forte y piano.

 

Vivace non troppo: Una especie de rondó que conduce el primer violín halla su respuesta por él mismo en una segunda fase en dobles cuerdas. Se repite la frase inicial para llegar a una etapa conclusiva que da paso a un episodio lento muy expresivo de líneas emotivas. Bruscamente se acelera el movimiento y tiene lugar la recapitulación de los dos temas principales, en esta oportunidad algo modificado. El movimiento termina en una especie de coda en la que Dvorák utiliza una escritura altamente polifónica.

 

Cuarteto de cuerdas n.º 12 en Fa Mayor Op. 96

Prazak Quartet

“DEJE SU OPINIÓN EN EL LIBRO DE INVITADOS, GRACIAS”

DEJE SU OPINIÓN