*I. Stabat Mater, III. O Quam tristis et afflicta, V. Quis est homo, VIII. Fac ut ardeat cor meum, IX. Sancta mater, X. Fac ut portem.

JULIO...

STABAT MATER

*LA SERVA PADRONA

Stabat Mater de Giovanni Battista Pergolesi


iovanni Battista Pergolesi nació en Jesi, cerca de Ancona, Italia, en 1710. Inició sus estudios musicales con maestros locales y hacia 1725 fue enviado a un conservatorio musical napolitano, donde siguió cursos de composición (primero con Gaetano Greco, y más tarde con Durante). Estudió el violín con Doménico de Matteis. Pergolesi comenzó su carrera pública como compositor en 1731, con el estreno de su oratorio La Conversione di San Guglielmo d'Aquitania, ejecutado probablemente por sus colegas estudiantes. La obra impresionó tan gratamente al Príncipe de Stigliano que encargó a Pergolesi una ópera para el teatro de su corte. La ópera llamada La Salustia, contaba naturalmente con un intermezzo cómico. La práctica de insertar entremeses cómicos entre los actos de una obra seria parece hoy incongruente, pero era de normal expediente en el siglo XVII. Aún en el conservatorio, Pergolesi compuso una Misa por encargo de la municipalidad de Nápoles, para doble coro y orquesta, que fue muy apreciada. Una ópera cómica en dialecto napolitano, Lo frate innamurato, fue representada en 1732, y en 1733 Pergolesi escribió la ópera seria Il prigionier superbo con La serva padrona como intermezzo.

La serva padrona fue luego repuesta separadamente en París por los "buffi" italianos. Una nueva representación en 1752 por la misma compañía, coincidió con un creciente sentimiento de animosidad hacia la música francesa, por lo que junto con la otra "ópera buffa" que completaba el "cartellone" fueron la involuntaria causa de la famosa "guerre des Bouffons" en la que músicos y escritores tomaron partido a favor o en contra de las músicas italiana y francesa.

Completados sus estudios, Pergolesi pasó a ser "maestro di capella" del Príncipe de Stigliano en 1732, para luego entrar al servicio del Duque de Maddeloni, donde prosiguió la composición de ópera y música sacra que eran ejecutadas con suceso más próximo al fracaso.

En febrero de 1736, Pergolesi cayó gravemente enfermo de tuberculosis, retirándose al monasterio de Pozzuoli cerca de Nápoles. Fue allí donde compuso, entre otras obras, el Stabat Mater, por encargo de la Cofradía de "San Luigi di Palazzo" de Nápoles. Su amigo y antiguo maestro, Francesco Feo, lo visitó en repetidas oportunidades, vio la obra, pero se negó a opinar sobre la misma. Se supone que a Pergolesi se le abonaron 10 ducados por la partitura, pero es dudoso que alguna vez le fueran pagados.

En 1736, a los 26 años, Pergolesi murió de tuberculosis, y sus escasas posesiones fueron vendidas para pagar sus exequias. Fue enterrado en una fosa común de Pozzuoli -cerca de Nápoles-.

No sorprende que un compositor que sólo vivió 26 años sea recordado sólo por dos obras: el Stabat Mater y La serva padrona -el intermezzo de Il prigionier superbo-, cuales son las únicas obras de Pergolesi regularmente interpretadas hoy (con excepción de alguna música de cámara que puede no ser auténtica). De todas maneras, durante los años que siguieron a su muerte, su música fue muy popular.

Manuscritos de sus obras circularon extensamente, editores de todas partes sacaron a luz tantas de sus composiciones como les fue posible, y una verdadera fiebre de Pergolesi se extendió por toda Europa influenciando a la nueva música que por entonces se producía.

Por tal causa, se llegó a un momento crucial en la historia de la música. Tuvo lugar el gradual cambio del Barroco al estilo "galante" y uno de los factores que precipitaron tal cambio fue la "ópera buffa" napolitana, acreedora del favor popular con sus melodías simples y bastante sentimentales, intrigas triviales y aún frívolas y espontáneo humor.

Electores y Príncipes-Arzobispos que habían viajado mucho, querían escuchar durante sus comidas las melodías de la ópera buffa italiana; los compositores de sus cortes hacían lo posible para reproducirlas, y cuando no podían conseguir los temas de moda, componíanlos copiando el estilo. De ahí que Pergolesi ayudara a crear el principio de que la fusión de melodía y armonía bastaba como cimiento de la forma musical y significaba una alternativa a la polifonía generadora de formas. La suya fue el tipo de melodía que influenció a C. P. E. Bach (nacido en 1714) y a J. C. Bach (nacido en 1735) que echaron las bases de los estilos de Haydn y Mozart.

En razón de que su autor fue un "puente" histórico, el Stabat Mater de Pergolesi muestra una curiosa mezcla de estilos. La obra se inicia con un movimiento marcadamente expresivo -Stabat Mater- en el antiguo estilo barroco. Pergolesi le pone fin en el mismo estilo con un conmovedor y contrapuntístico coro de "Amén". Pero su afinidad con la ópera cómica se hace evidente en el carácter de movimientos tales como el dúo "Quando Corpus", Nº 12, y las arias "Quae moerebat", Nº 4, y "Eia Mater", Nº 7, realmente operísticas.

Mientras el Nº 8, "Fac ut ardeat", apunta al Barroco, "O quam tristis", Nº 3, tiene la misma atmósfera de la música sacra de Mozart, con sus delicados adornos armónicos.

Mientras la técnica de Pergolesi de escribir "caminantes" bajos es producto de sus antiguos estudios con Feo y Durante, su lenguaje armónico y frases melódicas muestran que en la simplicidad de su estilo operístico, Pergolesi supo encontrar elementos posibles de ser usados con gran efecto en una obra sacra. Su ocasión, su estreno, a nadie parece haber perturbado la diversidad de estilos.

La obra le fue comisionada por la Cofradía con objeto de reemplazar al Stabat Mater de Alessandro Scarlatti, que previamente, se cantaba todos los Viernes Santos. Volvióse de inmediato muy popular y tenida en tanta estima que el propio Bellini la calificó de "divino poema di dolore".

 

                                                                            Jennifer Standage


Stabat Mater


tabat Mater (en latín Estaba la Madre) es una secuencia católica del siglo XIII atribuida a Inocencio III y al franciscano Jacopone da Todi. Esta plegaria que comienza con las palabras Stabat Mater dolorosa (estaba la Madre sufriendo) medita sobre el sufrimiento de María la Madre de Jesús durante la crucifixión.

Es uno de las composiciones literarias a la que más se le ha puesto música; cerca de 200 compositores diferentes. Múltiples compositores de distintas épocas de género, de estilos y de visión musical han compuesto en base a este texto medieval. Entre los compositores se cuentan Giovanni Pierluigi da Palestrina, Alessandro Scarlatti, Domenico Scarlatti, Antonio Vivaldi, Rossini, Franz Liszt, Antonín Dvořák, Karol Szymanowski, Francis Poulenc, Krzysztof Penderecki y Juan Bautista Pergolesi.


Texto en español (traducción de Lope de Vega) y latín.

Stabat Mater

 

La Madrepiadosa estaba

junto a la cruz y lloraba

mientras el Hijo pendía.

Y su alma triste y llorosa,

traspasada y dolorosa,

fiero cuchillo tenía.

 

¡Oh cuán triste y afligida

se vio la Madre escogida

de tantos tormentos llena

cuando triste contemplaba

y dolorosa miraba

del Hijo amado la pena!

 

Y, ¿cuál hombre no llorara,

si a la Madre contemplara,

de Cristo en tanto dolor?

Y, ¿quién no se entristeciera

piadosa Madre, si os viera

sujeta a tanto rigor?

 

Por los pecados del mundo

vio a Jesús en tan profundo

tormento la dulce Madre.

Y muriendo al Hijo amado,

que rindió desesperado,

el espíritu a su Padre.

 

¡Oh Madre fuente de amor!

Hazme sentir tu dolor,

Para que llore contigo.

Y que, por mi Cristo amado,

Mi corazón abrasado,

más viva en él que conmigo.

 

¡Madre del Amor sublime!

En mi corazón imprime

las llagas que tuvo en sí.

Y de tu Hijo, Señora,

divide conmigo ahora

las que padeció por mí.

 

Hazme contigo llorar

y de veras lastimar

de sus penas mientras vivo;

porque acompañar deseo

en la Cruz, donde le veo,

tu corazón compasivo.

 

Virgen de vírgenes santa,

llore yo con ansia tanta,

que el llanto dulce me sea,

porque su pasión y muerte

tenga en mi alma, de suerte

que siempre sus penas vea.

 

Haz que su cruz me enamore

y que en ella viva y more,

de mi fe y amor indicio,

porque me inflame y me encienda

y contigo me defienda

en el gran día del juicio.

 

Haz que me ampare la muerte

de Cristo, cuando en tan fuerte

trance vida y alma estén

porque cuando quede en calma

el cuerpo, vaya mi alma

a su eterna gloria. Amén.

 

Stabat Mater

 

Stabat Mater dolorosa

Juxta crucem lacrymosa,

Dum pendebat filius.

Cujus animam gementem

Contristatam et dolentem

Pertransivit gladius.

 

O quam tristis et afflicta

Fuit illa benedicta

Mater unigeniti

Quae moerebat et dolebat.

Et  tremebat, dum videbat

Nati poenas incliti.

 

Quis est homo qui non fleret,

Matrem Christi si videret

In tanto supplicio?

Quis non posset contristari,

Piam matrem contemplari

Dolentem cum filio?

 

Pro peccatis suae gentis

Jesum vidit in tormentis

Etflagellis subditum.

Viditsuum dulcem natum

Morientemdesolatum

Dum emisit spiritum.

 

Ejamater fons amoris,

Me sentire vim doloris

Facut tecum lugeam.

Facut ardeat cor meum

In amando Christum Deum,

Utsibi complaceam.

 

Sancta mater, istud agas,

Crucifixifige plagas

Cordimeo valide.

Tuinati vulnerati

Iamdignati pro me pati,

Poenasmecum divide!

 

Facme vere tecum flere,

Crucifixocondolere,

Donecego vixero.

Juxtacrucem tecum stare

Te libenter sociare

In planctu desidero.

 

Virgo virginum praeclara,

Mihi jam non sis amara,

Facme tecum plangere.

Facut portem Christi mortem,

Passioniseius sortem

Etplagas recolere.

 

Facme plagis vulnerari,

Crucehac inebriari

Obamorem filii,

Inflammatuset accensus,

Per te virgo sim defensus

In die judicii.

 

Facme cruce custodiri,

MorteChristi praemuniri,

Confoverigratia.

Quandocorpus morietur

Facut animae donetur

Paradisi gloria.

Amen.

 

Si tiene problemas de lectura, ponga pausa en el reproductor de audio y accione este lector de texto.

Stabat Mater.

Soprano Katia Ricciarelli, Contralto Lucia Valentini.

Chorus and Orchestra de La Scala. Claudio Abbado. 1979.

“DEJE SU OPINIÓN EN EL LIBRO DE INVITADOS, GRACIAS”

DEJE SU OPINIÓN